Climatización del hogar ¿Cómo ahorrar energía?

Los artefactos de climatización para el hogar, proveen confort y calidez a nuestra vida diaria. Sin embargo, estos productos son generadores de un consumo de electricidad, que muchas veces desconocemos. Para hacer un uso responsable y sostenible de estos, recomendamos seguir los siguientes consejos, que además, permiten un ahorro sustancial para el bolsillo.

Temperatura

Para mantener una climatización ideal en el hogar, se recomienda mantener temperaturas de entre 19 a 21 °C en invierno, y 22 a 26 °C en verano. Excederse de estos parámetros, producirá un gasto excesivo de energía.

Ventilación natural

Aprovechar la ventilación natural en ciertos momentos del día, para airear los ambientes es un tip fácil de poner en práctica. Con 10 minutos al día bastará para lograr una ventilación natural, y ahorrar en tu próximo recibo de luz.

Uso de aislantes térmicos

Existen varios materiales y productos que se pueden usar en el hogar, como aislantes térmicos interiores y exteriores. Todos ellos ayudan a evitar pérdidas de calor, y por lo tanto, consiguen un ahorro de energía de hasta un 35% en por ejemplo, la calefacción de una casa.

Aplicables en paredes, techos y suelos, los aislantes térmicos son una gran opción para quienes desean refaccionar sus ambientes, pensando en el ahorro de energía y sostenibilidad del planeta.

10 consejos para ahorrar energía en tu hogar

Según datos proporcionados por el Gobierno de México, el 25% del total del consumo de electricidad, es residencial. Hacer un uso sustentable de la energía no solo tiene un impacto en el bolsillo, sino que también ayuda a mejorar el medio ambiente.

¿Cómo hacer un uso más eficiente de la energía en el hogar? A continuación, te damos 10 tips para que pongas en práctica.

Uso de focos de iluminación LED

Los focos ahorradores, o LED duran 10 veces más que un foco común, y consumen 4 veces menos energía que los de tipo incandescentes.

¿Aún no estás convencido? Observa la siguiente comparativa.

Desconectar el cargador del celular

De acuerdo a los datos proporcionados por el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE), dos terceras partes de la electricidad utilizada por los teléfonos celulares se consumen cuando el cargador se deja conectado… pero sin el teléfono. Impresionante, ¿verdad?

Uso correcto de aire acondicionado

El aire acondicionado es quizás unos de los aparatos que más disfrutamos en el hogar. Sin embargo, su uso desmesurado provoca un consumo de energía innecesario.

Especialistas aconsejan usarlo en una temperatura no menor a los 22 °C. Como dato, se calcula que por cada dos grados de temperatura que se aumenta, se logra ahorrar un 20% en el recibo de luz.

Además, se recomienda hacer al menos un mantenimiento anual, y limpieza de filtros con cierta regularidad.

Apagar luces que no se utilicen

Una regla que debería ser básica, y sin embargo no lo es. Apagar las luces que no estés utilizando, es el mejor consejo para cuidar tu billetera. Instaurar esto como regla familiar, es una excelente forma de comenzar a cuidar la energía, y generar buenos hábitos de consumo entre los tuyos.

Uso de luz natural en el hogar

No importa si vives en apartamento, o casa. De seguro que alguna entrada de luz natural posees. Aprovecha las horas de mayor iluminación del día, abre las persianas y deja que la naturaleza se encargue de proveer la luz necesaria en tus ambientes.

Revisar el refrigerador

El refrigerador es uno de los aparatos domésticos, que mayor consumo de electricidad posee. Es por ello, que se recomienda:

  • No abrirlo constantemente
  • Asegurar que la puerta quede bien cerrada
  • No incorporar alimentos calientes
  • Hacer una manutención y limpieza con regularidad

Colores claros para las superficies

Pintar paredes y otras superficies de colores claros, permite obtener una mayor luminosidad en los ambientes. Incluso para espacios reducidos, los colores claros funcionan a la perfección, ya que se obtiene un reflejo de luz eficiente dando la sensación de espacios más amplios.

Además del blanco, puedes optar por colores como el crudo, el marfil, crema y el blanco metalizado.

Uso moderado de lavadoras y secadoras

Junto al refrigerador, las lavadoras y secadoras son de los artefactos que más energía consumen en el hogar. Para ello se recomienda utilizar programas cortos y lavados en frío o hasta 30º. Además, es conveniente poner a andar la lavadora cuando esté llena, y no hacerlo por tandas.

Desconectar aparatos sin utilizar

También conocidos como «vampiros energéticos». Nos referimos a equipos que al no estar utilizándose siguen consumiendo electricidad. Microondas, pantallas digitales, y otros artefactos que poseen modo stand-by, es conveniente desenchufarlos.

Instala detectores de presencia

Gracias a sus sensores, los detectores de presencia detectan movimiento dentro de su área de alcance, lo que produce una iluminación a demanda. La ventaja de estos sistemas, es que evitan una iluminación permanente, ahorrando costes en la factura de luz.